Infección de orina, diagnostico, tratamiento y prevencion - Diagnostico en casa

Definición

El sistema urinario se constituye de los riñones, la vejiga, las vías urinarias (los uréteres y la uretra) y la orina.

La orina es procesada por los riñones y luego se dirige a través de los uréteres hacia la vejiga donde se almacena antes de ser expulsada del cuerpo a través de la uretra al orinar.

La orina usualmente es un líquido estéril, es decir, no contiene bacterias dentro de sus componentes, aunque en ocasiones, se encuentran bacterias en ella y ocurre la llamada infección urinaria.

Componentes del Sistema Urinario

Las infecciones de orina se pueden clasificar en diferentes síndromes clínicos dependiendo de los síntomas y las características del huésped.

Se pueden clasificar en complicadas y no complicadas, altas y bajas (según el área anatómica de presentación). Se denomina pielonefritis si afectan los riñones, cistitis si afecta la vejiga y uretritis si afecta la uretra.

Síntomas de la infección urinaria

La causa más común de la infección urinaria es la cistitis aguda no complicada, definida como un inicio agudo de ardor o escozor al orinar, ganas frecuentes de orinar o urgencia para orinar que usualmente se presenta en mujeres sanas, no embarazadas, sin anormalidades del sistema urinario o las vías urinarias.

Está condición es una de las causas más frecuentes de consultas a los servicios de emergencias y de atención médica regular.

Los síntomas de la infección urinaria comprenden además de los mencionados anteriormente;

  • la perdida involuntaria de orina
  • Sangrado en la orina que puede no ser visible al ojo humano
  • Orina de mal olor y turbia 
  • Fiebre
  • Dolor en la espalda baja
  • Náuseas y vómitos

En los hombres, además, se puede presentar secreción por la uretra.

Se debe tener en cuenta también que las personas pueden presentar algunos de estos síntomas de infección urinaria, todos o ninguno, dependiendo del estado de salud inicial, la edad y otros factores.

Causas

Las causas de infección de orina son variadas, pero en las mujeres principalmente se deben a factores anatómicos, es decir, la forma del sistema urinario en las féminas, ya que al tener una uretra más corta que los varones, es más fácil para las bacterias de la zona genital ascender a la uretra y de esta acceder a las demás partes del sistema urinario.

Además, si a esto le agregamos una mala higiene genital, como a la hora de limpiarse posterior a defecar, aumentaría la probabilidad de padecer una infección urinaria.

Algunos grupos especiales de riesgo aumentado son:

  • Las embarazadas
  • Mujeres con alta actividad sexual
  • Falta de higiene adecuada, tanto en niñas como en bebés
  • Las mujeres de edad adulta

En el caso de la infección de orina en hombres, se sabe que es más frecuente en los más jóvenes por la falta del desarrollo de sus vías urinarias o por malformaciones genéticas y en los más mayores por problemas relacionados con el crecimiento de la próstata (benigno o maligno).

Otras personas con riesgo alto son:

  • Los diabéticos
  • Las personas que usan catéteres o sondas en la vejiga 
  • Personas con incontinencia intestinal
  • Retención urinaria
  • Problemas anatómicos de las vías urinarias.
Los hombres aumentan el riesgo con la edad.

El principal patógeno que causa esta enfermedad es la bacteria E. coli, que es responsable de alrededor del 90% de estas infecciones.

Esta bacteria proviene generalmente del tracto gastrointestinal y es necesaria para el funcionamiento correcto del proceso digestivo, por lo que es normal que todos seamos portadores de la misma.

En determinadas condiciones, como las mencionadas anteriormente, se queda en el área genital y asciende por la uretra, causando así la infección.

Diagnóstico

El diagnóstico de este tipo de infecciones requiere además de la presencia de síntomas o datos sugestivos de infección urinaria en el análisis de orina, el cual puede ser realizado mediante tiras reactivas de orina.

Este análisis permite buscar la presencia de datos sugestivos de bacterias en la orina, tales como los leucocitos, que son células de defensa que aumentan en presencia de infección, además de nitritos que son sustancias producidas por las bacterias a partir de constituyentes normales de la orina, y sangre o hematíes que son secundarios a la infección.

La presencia de leucocitos, sangre y nitritos en el examen mediante tira de orina es altamente sugestiva de infección urinaria.

Tratamiento y prevención

La prevención de este tipo de infecciones se realiza mediante el aseo genital, la abundante ingesta de líquidos e ir al baño a orinar cada vez que se tenga ganas.

Existen tratamientos caseros que han demostrado disminuir la incidencia de este tipo de infecciones como lo es la ingesta de zumo de arándanos, ya que contiene multitud de sustancias que ayudan a combatir la infección. Se recomienda la ingesta de al menos 300 ml/ dos veces al día; o su equivalente en cápsulas.

En el caso de infecciones más serias, se recomienda la consulta con el médico para la adecuada prescripción de tratamiento antibacterial.

No se recomienda la autoadministración de medicamentos.

Esperamos haya sido de tu agrado el presente artículo, recuerda que puedes hacer el diagnóstico en casa y asesorarte con tu médico para tratamientos específicos.

 

2 comentarios de “Infección de orina, diagnostico, tratamiento y prevencion

  1. Pingback: El analisis de orina. Todo lo que debes saber - Diagnostico en casa

  2. Pingback: Sangre en la orina. Prácticos consejos - Diagnostico en casa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.