El plasma convaleciente como nuevo tratamiento para el coronavirus COVID19

Gracias al avance de la ciencia, parece que asoma una nueva esperanza para tratar la pandemia por COVID19: la transfusión de plasma convaleciente a pacientes actualmente positivos y con enfermedad grave.

¿Pero es una terapia efectiva? Primero debemos saber de qué se trata y cómo puede resultar beneficiosa ante la crisis de salud que nos amenaza actualmente.

¿Qué es el plasma y qué importancia tiene su transfusión?

Plasma sanguíneo
Plasma sanguíneo

El plasma es la porción de la sangre sin ningún tipo de células, pero muy rico en sales, minerales y proteínas, entre ellos los anticuerpos.

Para obtener esta muestra se debe procesar la sangre extraída, mediante una máquina llamada centrífuga, que permite la separación de los elementos celulares de la sangre como: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Este procedimiento tiene como fin la extracción del plasma, ese líquido sobrenadante en el tubo de ensayo.

La importancia del plasma convaleciente radica en ser portador de anticuerpos, necesarios para crear una respuesta inmune en la persona que reciba el plasma, logrando curar enfermedades causadas por bacterias y virus.

¿Cómo funciona esta terapia?

Basado en la respuesta inmune que tiene cualquier individuo en su organismo ante una infección, viral o bacteriana, el sistema inmune crea anticuerpos para defenderse de infecciones a futuro.

Estos anticuerpos quedan almacenados en el plasma, por meses hasta años, por lo que es útil en pacientes que necesiten combatir una enfermedad, recibiendo anticuerpos de otra persona que ya curó de la misma enfermedad.

Algunos expertos lo comparan con una especie de “terapia de anticuerpos pasiva”, porque no se debe esperar a que el organismo del infectado produzca sus propios anticuerpos, si no que se transfunde plasma convaleciente que ya los tiene.

¿En qué enfermedades se ha recurrido a esta “nueva” terapia?

Plasma convaleciente
Plasma convaleciente

La transfusión de plasma, no es una terapia nueva, ha sido usada desde hace un siglo, para tratar la poliomielitis, el sarampión, la parotiditis. Incluso en la pandemia de gripe española en 1918.

Ha sido terapia alternativa en casos de infecciones bacterianas, enfermedades autoinmunes, hemofilia y también en personas que han sufrido de grandes quemaduras de piel, así como en brotes de enfermedades respiratorias parecidas al COVID19, como: la gripe H1N1, el SARS y el MERS.

Aunque no se tengan pruebas o evidencia científica del uso de plasma convaleciente en la infección por coronavirus, se ha convertido en una nueva terapia en estudio para tratar la pandemia.

¿Qué nos dice la FDA?

La Administración de Alimentos y Medicamentos, aprobó el uso de la terapia con plasma convaleciente de pacientes que se recuperaron de la enfermedad para pacientes infectados actualmente.

El personal médico entrenado para realizar la transfusión de plasma convaleciente, debe ser autorizado por la FDA mediante un llamado telefónico.

Aunque no ha sido efectivo en todas estas infecciones del pasado, la FDA sugiere su uso en el COVD19 como terapia en estudio, por lo que se necesitarían múltiples ensayos clínicos para ver su efectividad.

Donación de Plasma

¿Quienes pueden donar plasma?

El plasma convaleciente de COVID19, sólo puede tomarse de personas que tuvieron la enfermedad y ya están curados, para esto deben cumplirse ciertas normas:

  • El donante de plasma debe haber sido diagnosticado con coronavirus y estar documentado en alguna prueba de laboratorio.
  • Debe estar sin los síntomas, por lo menos 14 días previos al momento de donar.
  • Las mujeres deben tener los anticuerpos HLA negativos.
  • Tener resultados negativos para el COVID19 de una o dos muestras provenientes de la nasofaringe, esputo ó de una prueba de diagnóstico molecular de sangre.
  • En caso de poder realizar la titulación de anticuerpos neutralizantes de SARS causado por el COVID19, éstos deben estar definidos (mayor que 1:320).

¿En qué casos se podría usar?

La FDA advierte que el uso del plasma convaleciente, sea prioritario en aquellos pacientes con COVID19 ya en enfermedad grave o que amenacen su vida.

Recordando que la enfermedad grave por coronavirus, se caracteriza por:

  • Disnea.
  • Frecuencia respiratoria por encima de 30 respiraciones por minuto.
  • Saturación de oxígeno en sangre menor del 93%.
  • Imágenes en los pulmones comprobadas por radiografías de tórax (ocupan más del 50%).

Sí la enfermedad grave progresa, hay riesgo potencial de mortalidad: insuficiencia respiratoria, shock infeccioso y fallo multiorgánico.

Por eso se está tratando de usar terapia en estos casos, para evitar los fatales desenlace en los pacientes.

¿Hay alguna evidencia científica que certifique su efectividad?

Transfusión de plasma convaleciente
Transfusión de plasma convaleciente

Durante esta pandemia de coronavirus, en China se hicieron estudios que mostraron que el plasma convaleciente puede tener buenos resultados. Estas pruebas, sin embargo, no se llevaron a cabo con un grupo de control.

La primera dosis de plasma convaleciente de un paciente de la enfermedad se recogió el 1 de febrero y 8 días después recibió el tratamiento una paciente grave en un hospital en Wuhan, epicentro de la pandemia.

De acuerdo a los resultados reportados por Guo Yanhong, funcionaria de la Comisión Nacional de Salud, en China se ofreció el plasma convaleciente a 245 personas con neumonía por COVID19, de los cuales ya 91 han mostrado mejoría.

También informó Yanhong, que han logrado recolectar 544 dosis de plasma de pacientes ya recuperados de coronavirus.

Treatment of 5 Critically I11 Patients with COVID-19 with Convalescent Plasma

Estudios publicados

Son pocos, pero entre ellos está un estudio publicado el 27 de marzo, donde usaron la terapia con plasma convaleciente en 5 pacientes graves por el COVID19, la transfusión de plasma la realizaron entre los días 10 y 22 de su ingreso y demostraron: el valor de la titulación del paciente número 5 se volvió negativo, los pacientes 3 y 4 se volvieron negativos al tercer día, los pacientes números 1 y 2 se hicieron negativos el día 12.

También encontraron mejoría notoria en parámetros del SOFA, PaFi y marcadores proinflamatorios.

Otro estudio, transfundieron con 200 ml de plasma convaleciente a 10 pacientes, las titulaciones de la prueba de antígenos para el COVID19 fue superior de 1: 640, este grupo de expertos que hicieron el estudio evidenciaron mejoría clínica, parámetros de laboratorios como el contaje de linfocitos y la disminución de la proteína C reactiva.

La carga viral fue indetectable después de la transfusión de 7 pacientes que tenían viremia en sangre, previo al tratamiento.

La innovación con el uso de la terapia convaleciente en el COVID19

Debido a que el COVID19 es un virus de aparición reciente, no hay estudios concluyentes en sus tratamientos propuestos. Por lo que es importante realizar con el plasma convaleciente pruebas clínicas controladas.

Es decir, pruebas que comparen el uso del plasma en un grupo de enfermos, con un grupo de casos control que reciban placebo.

Entre los países golpeados por la pandemia, que tienen como plan hacer estudios está España, Reino Unido, Alemania, Corea y en el continente americano: Estados Unidos y Colombia.

Estos resultados podrán confirmar la efectividad de la terapia, para ser usada de manera preventiva o en último caso en pacientes graves.

Además que permitirá conocer la cantidad de anticuerpos necesaria, el tiempo de espera de una respuesta positiva y su duración.

La terapia en España

El plasma convaleciente se usó por primera vez en el Hospital de Galdakao, en un paciente con neumonía por COVID19, por lo que esperamos que esta terapia haga su efecto positivo y ayude a combatir al coronavirus en nuestro país.

Puedes leer más sobre prevención del COVID19 y sobre sus distintos métodos y pruebas diagnósticas.

X
Unase a la lista de espera Le informaremos cuando el producto llegue en stock. Simplemente deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.
Email Cantidad No compartiremos su dirección con nadie más.