Ciprofloxacino y Monurol: Alternativas para la cistitis

Siendo el motivo de consulta más frecuente en España y una de las tres entidades infecciosas urinarias con más relevancia y frecuencia a nivel mundial, descubre las alternativas terapéuticas más usadas y las ventajas de su uso para evitar la cistitis, una de las infecciones de orina más frecuentes. Para esto, dos antibióticos son los más usados por su efectividad: el ciprofloxacino y el monurol. 

¿Qué es la cistitis?

Podemos definir la cistitis como una enfermedad urológica infecciosa frecuente, que se clasifica dentro de las vías urinarias bajas. Se caracteriza por dolor al orinar, tenesmo vesical, urgencia miccional y en ocasiones, dolor pélvico.

Es causada por microorganismos asociados al tracto gastrointestinal como E. coli en un 85% y Staphylococus Saprophytus 15-20% que colonizan bien sea por mala técnica de aseo o por infección urinaria recurrente que no ha sido adecuadamente tratada.

Por esta razón, es la infección de orina mas frecuente en las mujeres, con una incidencia en España del 70% según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

Debido a su alta incidencia, es común el uso de antibióticos como el ciprofloxacino y el monurol, con el fin de prevenir el progreso de la infección, los cuales son antibióticos ampliamente usados en infección urinaria.

En nuestro artículo “Qué es la cistitis y cómo tratarla” te ampliamos mucha más información acerca de este tipo de infecciones.

¿Qué son los antibióticos?

Los antibióticos son un grupo de fármacos que se utilizan para combatir las infecciones causadas por bacterias.

antibioticos

El primer antibiótico y el más conocido es la Penicilina, descubierta por Alexander Fleming en 1928.

Constituyen uno de los grandes avances de la Medicina, aunque su uso inadecuado provoca efectos no deseados que en ocasiones, pueden ser muy graves.

Existe una amplia gama de antibióticos tanto de amplio espectro como especializados en tratar infecciones particulares. Tal es el caso de los que mencionaremos a continuación, que se usan en el tratamiento para la cistitis e infecciones urinarias.

Monurol

Su principio activo es la Fosfomicina, antibiótico bactericida, que se encarga de atacar y eliminar las bacterias. Tiene amplia selectividad con bacterias como E. coli y Neisseria spp entre otras, típicas del tracto urinario.

Es ampliamente utilizado por vía oral en toma única de 3 gr. Posee alto porcentaje de erradicación de síntomas y un porcentaje de resistencia bacteriana del 1%. Su papel como tratamiento profiláctico ante las infecciones de orina de vías bajas como la cistitis y la uretritis entre otras, se debe al bajo porcentaje de resistencia de las bacterias, gracias a las altas dosis de ataque para la erradicación de las mismas de manera efectiva.

Ciprofloxacino

El ciprofloxacino es un antibiótico perteneciente al grupo de las Fluoroquinolonas, de acción bactericida, con alto porcentaje de eficacia ante procesos infecciosos asociados a bacterias como Neisseria gonorrhoeae y E. coli. A la venta bajo indicación y prescripción médica.

Su eficacia ante las infecciones de tracto urinario bajo es del 60% en administración de dosis altas de 1 gr durante 3 días a criterio médico. Se ha demostrado un alto porcentaje de resistencia bacteriana ante el ciprofloxacino, normalmente asociado a su uso indiscriminado. Es por ello que antes de consumirlo, debes acudir a tu medico de confianza y es él quien bajo su criterio debe decidir si iniciar este tratamiento antibiótico ante una infección de orina.

El ciprofloxacino también es utilizado para el tratamiento de ciertas infecciones en el sistema respiratorio, infecciones en la piel y enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea. 

El uso indiscriminado de antibióticos ante la sospecha de cualquier enfermedad, bien sea de origen bacteriano o bien sea de origen viral, eleva el porcentaje de resistencia de las bacterias y por ende, disminuye la eficacia del medicamento ante cualquier proceso infeccioso, no importa cuál sea el medicamento que se esté utilizando de los anteriormente descritos. Es por ello que debes visitar a tu medico ante la sospecha de infección en la orina.

 

dolor pelvico

 

¿Cómo se toman el ciprofloxacino y el monurol?

El ciprofloxacino viene en tabletas comprimidas y en jarabe. Dependiendo de la infección, el médico estipulará la dosis que requiera cada caso, pero generalmente se deben tomar dos tabletas diarias tratando de consumirlas a las mismas horas cada día; o una tableta diaria en el caso de las pastillas de acción prolongada. 

Cuando se toman antibióticos, es recomendable hacerlo con la comida, ya que estos pueden perjudicar las paredes del estómago y del resto del tracto digestivo. Sin embargo, para el consumo de ciprofloxacino, se recomienda no consumirlo con bebidas lácteas. 

En el caso del monurol, sí se recomienda ingerirlo con el estómago vacío, al menos 1 hora antes de comer o 2 horas después de la última comida, debido a que el proceso de digestión de alimentos puede retrasar la absorción del medicamento. 

¿Qué medidas puedo tomar en casa para evitar la cistitis y la infección de orina?

Aparte del uso de antibióticos como el ciprofloxacino y monurol, existen medidas que podemos tomar desde casa para evitar la recurrencia de este tipo de enfermedades. Van desde técnicas adecuadas de aseo íntimo, al consumo de agua y alimentos que combaten los procesos infecciosos.

Mejora tu aseo íntimo

El uso adecuado de un jabón de pH neutro en la zona íntima ayuda a tratar la colonización de bacterias del tracto urogenital, debida fundamentalmente a un aseo inadecuado, el uso frecuente de tampones, el uso de ropa interior ajustada y/o de tejidos poco adecuados, como el poliéster.

aseo femenino

Consume abundantes líquidos

Es ampliamente conocido que estimulando la diuresis evitamos la colonización de bacterias y por ende, la aparición de cistitis e infección de orina. Esto sucede debido a que, por estimulación en la formación de la orina, mantenemos limpia la vía urinaria, barriendo bacterias potencialmente patógenas del tracto urinario.

El arándano como aliado en las infecciones de orina

Si bien es cierto que esta baya tiene un sabor amargo debes conocer que es rica en vitaminas y en flavonoides, como es el caso de la antocianinas que le da el color a la fruta, las cuales tienen un papel importante como bactericida en infecciones urinarias. En nuestra web tenemos disponible el extracto de arándano + salvia + vitamina C, potente suplemento ante procesos infecciosos de las vías renales como es el caso de la cistitis y la infección urinaria alta.

extracto de arandanos

Conociendo el tratamiento médico para prevenir la cistitis y otros tipos de infección de orina, y sabiendo las medidas necesarias para diagnosticarla y manejarla desde casa, debes apoyarte en tu médico de confianza para vigilar posibles complicaciones. No dejes de visitar y consultar a tu médico.