La ansiedad es un estado mental que nos genera mucha inseguridad e inquietud, siendo la principal causa de estrés a nivel mundial. Encuentra en este articulo consejos para combatir este cruel enemigo.

La ansiedad es un círculo vicioso del que es difícil salir.  Estamos ante un trastorno psicológico que es una auténtica pandemia en la sociedad actual. 

Monografía de Ansiedad y Estrés. Murcia: Compobell. 

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad puede definirse como una anticipación de un daño o desgracia futuros, acompañada de un sentimiento de disforia (desagradable) y/o de síntomas somáticos de tensión.

Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés
ansiedad, estres

Es importante entender la ansiedad como un estado emocional normal ante determinadas situaciones. La ansiedad incluso constituye una respuesta habitual a situaciones cotidianas estresantes. Así, cierto grado de ansiedad es incluso deseable para el manejo normal de las exigencias del día a día. Tan sólo cuando sobrepasa cierta intensidad o supera la capacidad adaptativa de la persona, es cuando la ansiedad se convierte en patológica, provocando malestar significativo con síntomas que afectan física, psicológica y conductualmente.

Síntomas de ansiedad.

dolor en el pecho, preocupacion

Es importante aclarar que, dentro del cuadro clínico de la ansiedad patológica, existen diversos síntomas físicos que nos orientan a saber si estamos padeciendo esta enfermedad tales como:

  • Sudoración, sequedad de boca, mareos.
  • Palpitaciones.
  • Dolor de pecho.
  • Agitación.
  • Dificultad para respirar.
  • Temblor generalizado.
  • Adormecimiento facial.
  • Irritabilidad, desasosiego.
  • Preocupación, aprensión.
  • Llanto fácil.

Combatiendo la ansiedad.

Tómate tu tiempo y aprende a respirar.

Debemos asegurarnos que aprovechamos bien el tiempo que dedicamos al descanso, ya que estar todo el día haciendo cosas para distraer nuestra atención es agotador. Este sin fin de actividades puede actuar como recordatorio de que estamos ansiosos, y si el origen de la ansiedad está en las obligaciones pendientes, se puede generar un sentimiento de culpa. Por eso, merece la pena ser metódicos con los ratos de descanso y hacer que estos permitan una mejor orientación hacia los objetivos.

Aprendiendo a respirar

respirar, tranquilidad

Respirar es algo que involucra al diafragma y a la musculatura costal y pectoral. No debemos olvidarnos de la espalda para movilizar el tórax en su conjunto.

Lo básico:

  • Respira por la nariz, exhala por la boca.
  • Hazlo sin prisa: al final de la respiración reten un poco el aire.
  • Alarga todo lo que puedas la exhalación.

Sólo concéntrate en alargar cada expulsión de aire.  Alárgala poco a poco, cada vez más, hasta conseguir que dure más tiempo que la inspiración.  No tienes que hacer nada más que ir contando los tiempos de tu inspiración y de tu exhalación, y procurar primero que se igualen, y luego que el tiempo de expulsión del aire sea cada vez mayor.

Lara Ros.

No dejes nada para mañana.

La ansiedad es una de las formas que puede tomar el miedo a empezar a hacer algo que puede salir mal y que, como consecuencia, es postergado una vez tras otra en un proceso llamado procrastinación.

Procrastinar significa posponer o aplazar tareas, deberes y responsabilidades por otras actividades que nos resultan más gratificantes pero que son irrelevantes.

Estos aplazamientos son los que hacen que la ansiedad tenga razón de ser, ya que gracias a ellos la obligación que genera estrés sigue estando ahí.

El hombre no está preocupado tanto por problemas reales como por sus ansiedades imaginadas sobre problemas reales”

Epicteto.

Evita los estimulantes

En especial la cafeína tiene un efecto estimulante que te hace sentir más alerta. Si esto puede considerarse una ventaja bajo determinadas circunstancias, cuando estás ansiosa actúa como combustible.

cafe, estimulante

Edmund J. Bourne, psicólogo especialista en trastornos de ansiedad, cuenta en su libro “Anxiety and phobia workbook”, que muchos de sus clientes le han relatado que el primer ataque de fobia lo tuvieron después de un periodo de ingesta elevada de cafeína.

La cafeína está en muchos otros productos además del café, por ejemplo, en la Coca-Cola y en las bebidas energéticas.

Haz ejercicio. Genera endorfinas

Las personas que realizan ejercicio físico consiguen evadirse de sus preocupaciones durante la actividad. Mejora la sensación de fortaleza, de seguridad y de control sobre si mismo. En este sentido, el ejercicio físico ayuda a mejorar nuestra sensación de autoeficacia.

Las endorfinas son hormonas vinculadas a funciones de neurotransmisión, implicadas en la sensación de bienestar. La estimulación natural de este sistema mediante el ejercicio físico puede provocar analgesia (menor sensación de dolor) y mejorar el estado de ánimo por sus efectos relajantes.

La idea principal que se pretende transmitir con estos ejemplos es que el ejercicio físico debe formar parte de nuestra vida cotidiana. y para ello nada mejor que intentar adaptarlo a nuestras necesidades y costumbres. Sólo de este modo conseguiremos practicarlo de forma regular.

actividad fisica relajante

Sigue estos consejos para manejo y control de la ansiedad para evitar el desarrollo de enfermedades crónicas y sus complicaciones como hipertensión arterial, diabetes mellitus y fibromialgia. De igual forma si los síntomas persisten no dudes en consultar a tu medico para realizarte una evaluación general de salud. Puedes iniciar desde casa utilizando las pruebas de salud general.

    X
    Encantado de tenerte en Diagnostico en casa
    Puedo ayudarte?
    WooChatIcon 0