En un mundo cada vez más caótico, donde se necesita todo con inmediatez y con eficacia, la medicina no puede quedarse atrás, las pruebas Point of Care (Pruebas en el sitio de cuidado) son una herramienta de salud que está tomando auge, debido a su efectividad, fácil aplicación, costo y además beneficioso para la toma de decisiones en relación a la salud de una persona o grupo de personas.

Analistas de salud indican que la medicina a avanzado más en los últimos 100 años que en toda la historia, resultado de ello es la disponibilidad hoy en día de realizar pruebas con resultados en cuestión de minutos, en el lugar de atención del paciente sea este un sanatorio, un hospital o su propia casa.

Hablaremos hoy de las pruebas Point of care, las cuales abren una nueva herramienta de atención de salud y de autocuidado como veremos en el desarrollo del presente sin más preámbulos veamos.

¿Qué es Point of Care ó POC por sus siglas en inglés?

Se definen así las “Pruebas auxiliares realizadas por personal no laboratorista y fuera de las instalaciones de un laboratorio”

Otra definición sería “Pruebas en lugares alternativos o en el entorno del paciente”, no importando donde este se encuentre,  permitiendo al personal de salud tomar decisiones en cuestión de  minutos.

¿Qué son las POCT?

Son pruebas diagnósticas de alta tecnología (por ello la T), que permiten tener resultados en un lapso de 5-15 min, tras haber tomado una muestra de algún fluido corporal sea este sangre, orina, saliva, semen entre otros.

¿Qué dispositivos se utilizan en las pruebas en el punto de cuidado?

Se encuentra una amplia gama de dispositivos e instrumentos por medio de los cuales se obtienen y analizan las pruebas para determinada enfermedad en estudio.

Entre los más usados  tenemos:

  • Tira reactiva.
  • Isopo electrónico.
  • Multi tira reactiva.
  • Ultrasonido portátil.
  • Analizadores de sangre y orina.

¿En qué situaciones se pueden utilizar las pruebas cerca del paciente?

Múltiples consejos internacionales han dictaminado 5 principales situaciones por las cuales las pruebas fuera del laboratorio son fundamentales en la atención de salud, estas son:

  1. Situaciones de urgencia.
  2. A nivel Hospitalario, mejorando la calidad de atención en servicios de cuidado crítico.
  3. Personas con problemas de discapacidad o imposibilidad de transporte.
  4. Servicios de atención médica externa.
  5. En las estrategias de salud primaria como pruebas de screening.

El screening, es una evaluación que se le puede realizar a un grupo de personas con la finalidad de detectar en ellas la presencia de una enfermedad, permitiendo implementar planes de salud que eviten las complicaciones de dicha enfermedad.

La historia de las pruebas en el entorno del paciente es fascinante, estas nacieron como una necesidad de atención más humana y eficaz en zonas de poco acceso y ante el principio de autonomía del paciente que lo faculta para tomar decisión sobre su estado de salud.

De las primeras pruebas en la década de los 80´s hasta las más modernas como el Point of care ultrasound, la cual permite al médico o  veterinario incluso, realizar ultrasonidos haciendo uso de su Smartphone o su Tablet; las POCT han llegado para quedarse y con una visión a futuro con infinita posibilidades.

Estas pruebas brindan una oportunidad de vida y de autocontrol de enfermedades, sobre todo en los adultos mayores, pues con simples pasos le permiten saber por ejemplo el nivel de azúcar en sangre o los niveles de triglicéridos y colesterol, siempre apoyando el diagnóstico temprano que identifique personas en riesgo.

¿Qué ventajas ofrecen las pruebas Point of care?

En primer lugar reducen el tiempo de espera de horas a escasos 5 -15 minutos, lo cual es importante en el contexto de pacientes que se encuentran en alto riesgo.

Las muestras requieren menor tamaño, por ejemplo de los tradicionales 5-10 mL de sangre a una pequeña gota para el análisis de triglicéridos o de una muestra de 20mL de orina a ligeras gotas para la identificación de días fértiles o diagnóstico de embarazo.

Los instrumentos y el personal que realiza las pruebas presentan menor tasa de errores aunado a la ventaja de evitar el tedioso papeleo de un consultorio o centro hospitalario.

Brindan una ventaja ante las situaciones médicas críticas, permitiendo tomar tempranamente decisiones que permitan a un enfermo disminuir el tiempo en una sala de urgencias o en unidades de cuidado crítico.

Para quienes las utilizan como diagnostico en casa, las ventajas radican en el costo, menor número de visitas al médico, menor gasto en pólizas de seguro, menor tiempo en la realización de un control sobre una enfermedad.

¿Existen desventajas de usar pruebas fuera de un laboratorio?

Pareciera poco probable que las pruebas Point of care presentaran dificultadas en su implementación o una clara desventaja frente a las pruebas cotidianas.

Sin embargo en medicina la implementación y recomendación de una prueba necesita años para que agencie suficiente evidencia científica que respalde su uso.

Afortunadamente las pruebas que mencionamos a un inicio como la tira reactiva, han evolucionado, y han cumplido este requisito previo, evidenciando cada día menos errores en el análisis, mejorando la sensibilidad a los compuestos a analizar así como la ventajosa noticia de su bajo costo.

Las desventajas de una prueba auxiliar, radican en que algunas de ellas podrían necesitar de personal altamente calificado tanto para la toma de muestra como para el análisis respectivo; otra desventaja es que algunas pruebas aún no cuentan con suficiente evidencia científica que las recomiende.

Se mencionan además como desventajas, la sobreutilización, uso inapropiado, poco o nulo apego a las normas de los servicios de laboratorio, limitada capacidad de almacenamiento de resultados, limitada conectividad a los servicios electrónicos de un laboratorio.

Otras desventajas demostradas

Cuenta de ello queda demostrado en el estudio de Lilian Dudley y Paul Garner, de la librería Cochrane, en la cual demuestran que utilizar pruebas POC es beneficioso pues aumenta la utilidad de los servicios de salud pero que para algunas enfermedades no disminuye los riesgos ni el pronóstico de la enfermedad.

Así también describen que en los países de ingresos medios y bajos, las pruebas point of care, aumentan la efectividad de planes de salud que buscan detectar problemas tales como VIH, Enfermedades de Transmisión Sexual en la población en general.

En el estudio de Andy Cochrane, también de la librería Cochrane, concluye que las pruebas para el cuidado en casa son perjudiciales o de baja recomendación debido a que no redujeron la taza de ingresos a los servicios de cuidado crítico y de urgencias, esto en pacientes adultos que practicaban el autocuidado. La anterior conclusión es algo que debe analizarse debido a que la mayoría de ancianos sufren en algún grado demencia senil, por lo que podrían haberse dado casos de olvido en la realización de un control o incluso en la ingesta de su medicamentos, situación que podría haber provocado la falla en la detección de algunos casos complicados.

¿En qué casos se recomienda el uso de Point of Care?

De manera general se describen 3 clases de pacientes en el ámbito hospitalario, de acuerdo su estado general de salud y el tiempo en el cual se les debe de brindar el apoyo médico, así:

  1. Paciente gravemente enfermo, requiere tratamiento en menos de 20 minutos.
  2. Paciente con enfermedad aguda o con enfermedad crónica descompensada, deben recibir atención en las primeras 2 horas a su llegada a un hospital.
  3. Persona que es portador de una enfermedad aguda con o sin enfermedad crónica de base, el tratamiento debe iniciarse en las primeras 4 horas de su ingreso.

En el ámbito ambulatorio se recomiendan las pruebas point of care en:

  1. Pacientes Diabéticos o Hipertensos.
  2. Pacientes con sospecha de enfermedad cardíaca
  3. Persona con un desorden metabólico
  4. Persona con algún síntoma de anemia.

¿En qué casos no se recomiendan las POC?

No hay un concepto claro de a quienes desaconsejar el uso de estas pruebas, sin embargo debemos tener cuidado en el caso de tenerlas en casa, debido a que algunas pruebas tienen lancetas las cuales pudieran lastimar a un niño o en manos de personas con discapacidad física y mental generar situaciones no deseables.

Las guías internacionales a groso modo indican que no se deben ocupar estas pruebas para evitar los servicios de salud, que si bien es cierto es una de las ventajas que se describieron en líneas previas, el dejar a un lado la evaluación de un médico podría terminar en malos autodiagnósticos y con complicaciones de variable intensidad.

Las pruebas de diagnóstico en casa brindan la versatilidad de las mejores y más modernas tecnologías point of care a un bajo costo y con una alta sensibilidad por lo cual son altamente recomendadas.