La infección de orina es el motivo de consulta médica más común en España, con una incidencia del 80% según la Sociedad Española de Medicina para la Familia. Es una enfermedad bastante frecuente que puede diagnosticarse en casa y siguiendo estos consejos podemos tratar este mal tan común en nuestro día a día.

¿Qué es una infección de orina?

Es una entidad infecciosa causada por diferentes grupos de microorganismos, que colonizan la vía urinaria causando síntomas tanto locales como sistémicos en dependencia de la ubicación de las bacterias. Las bacterias más frecuentes asociadas a infección de orina son:

  • E. Coli.
  • Staphylococus Saprophytus.
  • Neisseria gonorrheae.
  • Proteus Mirabilis.
  • Klebsiella spp.

Con una incidencia en España mayor al 80% la infección de orina se convierte en un problema de salud pública donde intervienen diversos factores, tanto económicos como sociales. Es por esto que podemos ayudarte para que, siguiendo estas recomendaciones, puedas hacer el diagnóstico en casa y puedas iniciar terapéutica con remedios caseros disminuyendo así los gastos de tu presupuesto.

Síntomas.

Esta enfermedad alberga una serie de síntomas clínicos que suelen confundirse con diversas patologías del sistema urogenital, sobre todo en el caso de las mujeres. Pero es común en ambos sexos presentar:

  • Tenesmo vesical.
  • Urgencia miccional.
  • Dolor pélvico y de espalda baja.
  • Escozor genital.
dolor pélvico

Son signos de alarma aquellos que comprometen el estado general:

  • Fiebre o febrícula.
  • Nauseas, vómitos.
  • Mareos.
  • Decaimientogeneralizado.
mujer con fiebre

Al presentar estos síntomas es recomendable que acudas al centro asistencial más cercano para una evaluación médica completa.

Diagnóstico en casa

Existen diversos métodos para realizar un análisis de orina de forma rápida y efectiva con pruebas que puede adquirir en nuestra página web. Pero antes de comenzar debemos orientarnos y realizar un análisis de orina previo según su aspecto y color.

test de orina

Orinas turbias: Altamente indicativo de infección de orina, también puede deberse a poca ingesta de agua o al tiempo de ayuno realizado para tomar la muestra.

hematuria o sangre en la orina

Orinas rojas: Ciertos alimentos pueden cambiarnos el aspecto de la orina, como la remolacha o el mango, y medicamentos como la isoniacida o la vitamina B12. Pero también la presencia de sangre en la orina nos cambia el aspecto de la misma, lo cual es indicativo de infección en la orina, de trastornos del riñón y de trastornos mecánicos como los cálculos renales o piedras en el riñón.

coluria

Orinas oscuras: De aspecto marrón o negruzco nos orienta a trastornos sistémicos que nos alteran la densidad y la bilirrubina en orina, esto se denomina en medicina “coluria” y está directamente relacionada con enfermedades hepáticas como la hepatitis, cálculos biliares, cirrosis, entre otros.

orinas espumosas

Orinas espumosas: Hace referencia a la presencia de proteínas en la orina, lo cual nos orienta a enfermedades que afectan la producción de la orina secundarias a daño estructural del riñón y en pocos casos, infección de orina.

Entre las alternativas que tenemos en diagnóstico en casa tenemos el test de tira reactiva en orina de 12 parámetros que nos permite con un 99% de eficacia diagnosticar la presencia de infección en la orina con solo tomar una pequeña muestra de orina de una manera práctica y sencilla e introducir la tira reactiva en la orina por 3 segundos. Al retirarla y esperar 2-3 minutos tendremos los resultados.

Tenemos infección de orina si:

  • Se hace positiva la presencia de leucocitos en la orina indiferentemente de que sean trazas, ya que la presencia de los mismos indica reacción inmunológica ante un agente patógeno.
  • La presencia de nitritos positivos.
  • PH urinario ácido: favorece la colonización de las bacterias.

Alternativas.

Ya una vez hecho el diagnóstico con la tira reactiva de orina te ofrecemos alternativas naturales para combatir la infección de orina. Independientemente, debemos hacer cambios en el estilo de vida que nos ayuden a evitar este tipo de infecciones. La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) establece una serie de recomendaciones para prevenir la infección de orina antes de que sean necesarios los antibióticos.

abundantes liquidos

Medidas generales

  • Beber líquido de manera abundante: Esto favorecerá la diuresis (producción de orina) y, por lo tanto, evita la colonización de las bacterias que producen infección de orina.
  • No retener la orina: Ir al baño siempre que se tengan ganas, aunque esto sea muy frecuente durante la cistitis.
  • Orinar después de mantener relaciones sexuales evita la infección de orina.
  • Tener precaución con algunos métodos anticonceptivos: Algunos preservativos, cremas espermicidas o el diafragma, no son recomendables para personas propensas a la infección de orina. En este caso, lo más aconsejable es acudir al especialista para cambiar de método.
  • Utilizar cremas lubricantes durante las relaciones sexuales: La irritación vaginal posterior al coito es una causa muy frecuente de infección en la orina, por lo que el uso de lubricantes es una de las mejores formas de evitar el impacto del roce.

Además de todos estos consejos que ayudan a evitar la posible aparición de infeccion en la orina, la SemFYC también recomienda acudir al especialista si se dan las siguientes situaciones:

Tras el tratamiento, los síntomas permanecen durante 48 horas o más: Esto se puede deber a la resistencia de las bacterias o a que se ha seguido de forma incompleta o irregular lo que aumenta el riesgo de complicación en la infección de orina.

Si, además de los síntomas comunes se padece fiebre o dolor en la parte baja de la espalda.

dolor lumbar

En caso de las cistitis frecuentes: Es un error pensar que esta situación es normal. Si las infecciones urinarias se repiten en poco tiempo, es necesario acudir a tu medico de confianza para iniciar tratamiento.

Alimentos

arándanos

Arándanos: Estas bayas son ricas en un flavonoide llamado antocianina que tiene efecto antibacteriano impidiendo la adhesión bacteriana a la vía urinaria.

piña como diuretico y antiinflamatorio

Piña: Para curar una infección urinaria, puedes consumir piña como fruta, o beberla en zumos. La piña posee excelentes propiedades antiinflamatorias y una enzima llamada bromelina, que ayuda a reducir los síntomas de la infección. Siempre es mejor consumir la fruta natural en lugar de las versiones enlatadas.

Bicarbonato de sodio: Utiliza este producto para prevenir una infección o enfrentar el problema en las primeras etapas. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y bebe la mezcla dos veces por día. Los compuestos de este producto ayudan a acelerar el proceso de curación, neutralizando la acidez de la orina.

bicarbonato diluido en agua

El aceite de orégano: Un estudio de 2012 en la universidad de Massachusetts evaluó la actividad antibacteriana del aceite de orégano. Los investigadores descubrieron que el orégano era activo contra todas las cepas clínicas de bacterias que se probaron, e inhibió con éxito el crecimiento de E. coli, la bacteria que se ve con más frecuencia en las infecciones urinarias.

aceite de orégano

Los investigadores creen que el aceite esencial de orégano se puede utilizar como un remedio antibacteriano alternativo para mejorar el proceso de curación en infección de orina, y es un medio eficaz para prevenir el desarrollo de cepas resistentes a los antibióticos. De hecho, los beneficios del aceite de orégano pueden ser superiores a los antibióticos recetados porque el orégano no causa resistencia a los antibióticos y no tiene efectos secundarios dañinos.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones y siguiendo estos sencillos consejos podemos diagnosticar y manejar en casa la infección urinaria. Ante la presentación de cualquier síntoma fuera de los descritos debes acudir a tu medico de confianza para una evaluación física completa.